Prosopagnosia

Prosopagnosia es una condición neurológica que tiene como manifestación la incapacidad de la persona para el reconocimiento de las caras.

Me viene a la mente esta condición cuando oigo o leo sobre los dos líderes, uno de derecha indefinible (5 Stelle) y otro de derecha radical (Lega) que pretenden adueñarse de la Italia de hoy.

Cuando veo estos líderes queriendo cagarse en la Constitución pienso en el Chávez que se cagó en la antigua constitución venezolana (a la que denominó “la moribunda”) y en el Maduro que se ha cagado tantas veces en la nueva.

Pienso en este matrimonio “contra naturam politicam” que es la alianza de dos minorías de derecha que, a falta de formación política o simplemente formación (de lo que sea), tienen en común el ansia de poder y protagonismo (yo primero, no, yo primero, es su lema).

Pienso en una oposición italiana debilísima y fragmentada con un líder del PD egomaníaco (en esto semejante a los otros dos) que al igual que el perro del hortelano en Cervantes ni come ni deja comer a los demás.

Pienso en la simpatía que despierta en los italianos el lenguaje soez de sus dirigentes, en la amenaza como arma, en la ignorancia como orgulloso blasón.

En el aislacionismo en el que quieren sumir a Italia a través de medidas como salida del euro, salida de la UE, e incluso la eliminación de la obligatoriedad de las vacunas (¡!!!). Deberían ir ya pensando en un cambio de huso horario. Poner la hora de Rusia, por ejemplo. Cambio de himno, bandera, escudo, etc.

Pienso en el revisionismo que proponen algunos líderes: (Musolini hizo también grandes cosas, el neofascismo en Italia no existe… ¿En verdad crees que Hitler fue tan malo?).

Pienso en la manía del nuevo-rico en política que quiere que la historia comience con él. Ya el líder del 5 Stelle, por ejemplo habla de la ¡Tercera República Italiana! La manía fundacional del chavismo: recuerdan la Quinta República de la “República Bolivariana de Venezuela”.

Y ni hablar de ese sentirse víctimas  oprimidas del imperialismo alemán pero sólo para correr con las piernas abiertas (posición incómoda, pero lo logran) tras el imperialismo ruso. ¿Recuerdan el odio al imperialismo americano y la lujuria desatada (ya no era ni amor) hacia el imperialismo cubano del chavismo?

Chávez ha reencarnado en Italia y la gente no se da cuenta. Ni siquiera aquellos que aborrecen a Chávez en Venezuela.

Prosopagnosia: incapacidad de reconocer las caras…

El Señor nos coja confesados, diría mi abuela.

 

Anuncios

Aventuras, desventuras y reflexiones -sin pretensiones- de una venezolana en Trieste

A %d blogueros les gusta esto: