!BOOM!

Alfred Nobel fue un personaje discreto, más conocido por la fundación que da nombre a los premios más codiciados del mundo en Literatura, Medicina, Física, Química, Paz y Economía.

Menos conocido es el hecho de que en vida fue un fabricante de cañones y otras armas bélicas e inventor de la dinamita. Su invento lo llevó a ganar la gran fortuna con la que estableció la fundación que hoy otorga los premios. Un premio fundado sobre un polvorín, como quien dice. La pasión de Alfred Nobel por la Física y la Química explican de alguna manera que se otorguen premios en esos campos. El de medicina me hace pensar que después de morir su hermano, Emil Nobel, como consecuencia de una de las prácticas con la dinamita, le quedaría a Alfred Nobel alguna inquietud por la investigación sobre el alivio de los males de este mundo. El de la paz (sigo elucubrando, que es gratis), imagino que después de donarle a la humanidad armas tan …explosivas (perdón por la asociación fácil, es lunes) pues la conciencia se alivia si dejas muchos millones para que la gente se esfuerce por la paz mundial.

¿Y el de Literatura? Alfred Nobel tuvo (como la gente pudiente de su época) una esmerada formación no sólo científica sino también literaria. De hecho, estuvo relacionado con una escritora y pacifista austríaca (premio Nobel de la Paz y Literatura tenían ya sus bases). Se sabe también que Nobel escribió una obra llamada Némesis (ojo al nombre) en la que describía la tragedia de Beatrice Cenci, noble italiana del 1577 condenada a muerte junto a otros miembros de su familia por haber asesinado al patriarca de la casa Cenci, su padre, un noble de nombre Francesco Cenci quien además de maltratar habitualmente a la familia, había violado a su misma hija, Beatrice. La familia es condenada a muerte y el pueblo de Roma que sabía que Francesco Cenci era un monstruo que estaba mejor muerto se manifestó por las calles (#metoo?) para pedir clemencia al papa Clemente VII (el mismo que mandó a la hoguera a Giordano Bruno), quien no sólo NO fue clemente, sino que vio en la muerte de la familia una oportunidad de “embolsillarse” todos los bienes de los Cenci, que no eran pocos.

La obra Némesis de Alfred Nobel fue destruida casi inmediatamente después de su publicación por que se consideró escandalosa. Pero su inclinación literaria explica el premio Nobel de Literatura.

El mismo premio que ahora ha hecho ¡boom! El que ha sido dinamitado al descubrirse los escándalos sexuales y de corrupción de algunos de los miembros de la academia como el in-famoso Jean-Claude Arnault, acusado de molestias sexuales incluso a la princesa Victoria de Suecia.

Imagino que tanto Arnault como su poetisa consorte, Katarina Frostenson (también involucrada en los escándalos), sabían que la única obra literaria de Nobel se había centrado en un bully, en un acosador sexual.

¿Cómo es que Arnault termina siendo un personaje de una tragedia que podría haber escrito el mismísimo Alfred Nobel?

Némesis. Nunca mejor nombrada.

Anuncios

Aventuras, desventuras y reflexiones -sin pretensiones- de una venezolana en Trieste

A %d blogueros les gusta esto: