Regalos de dios

regalos_envenenados

En Junio 2016, en La Repubblica y en El País, leí que Teodoro (llamado Teodorín) Ngueme Obiang, hijo del presidente de Guinea Ecuatorial, ha sido acusado por la Justicia francesa por corrupción, blanqueo, desvío de fondo públicos y abuso de confianza. Al parecer esta joya humana ha invertido en París 110 millones de euros procedentes del saqueo de empresas y del Tesoro Público de su país.

En su biografía encontramos que el querido Teodorín fue Ministro de Agricultura y Bosques de su país y también 2° Vicepresidente de la República y Encargado de la Defensa y Seguridad de Estado. Cargos que obviamente obtuvo no por sus méritos curriculares, sino por azar genético, pues es hijo del presidente actual.

Guinea Ecuatorial tiene un gobierno descrito en Internet como “República presidencialista dentro del marco de una dictadura militar” (parece familiar). Tiene un himno patrio muy conmovedor que dice en alguna parte: “Caminemos pisando las sendas de nuestra inmensa felicidad” … (¿no les suena a cosa de un Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del Pueblo?).

Por cierto, la etimología de su nombre Teodoro, con componentes de origen griego nos dice que es Teo (dios) + Doros (regalo, obsequio): !Regalo de dios !. !Qué fuerte!

Y me viene a la mente ese otro regalito divino, el nuestro, Diosdado (Diosdi), cuyo nombre tiene etimología similar, pero latina: Dios (dios) Dado (regalado). Regalado por dios.

En su biografía de Internet aparece que ha sido Ministro de obras publicas y vivienda, y Vicepresidente de la RB de Venezuela.

Como dato curioso, la forma de gobierno de Venezuela en inglés está definida como “Federal presidential illiberal republic”. Da qué pensar.

Pero no nos distraigamos. Diosdi, nuestro regalín, está acusado de corrupción, nepotismo, malversación de fondos, narcotráfico; tiene 17 denuncias ante la Fiscalía General de la República… La respuesta de la Asamblea de entonces fue hacerle !!! UN ACTO DE DESAGRAVIO!!!

Recientemente, John Jairo Velásquez alias Popeye, quien fue brazo derecho del criminal Pablo Escobar, capo del cartel de Medellín y quien ahora colabora con la justicia (Popeye, no Pablo), hizo declaraciones en YouTube dirigidas directamente a Diosdado donde nos demuestra, en resumen, que el Cartel de Medellín lo conoce bien así como sus andanzas. De hecho, los llamados “narcosobrinos”, verdaderas joyas de la juventud “socialista y revolucionaria” venezolanas, en una de sus múltiples y confusas declaraciones dicen que actuaban bajo ordenes de Diosdi, nuestro regalito de dios, a quien llaman el Capo, quién sabe por qué.

En cuanto a mí respecta, ya solo escribo estas cosas por vicio. Porque escribir puede ser un vicio.  Porque no sé hacer otra cosa sino organizar y jugar con los datos; y tal vez expresar algún tímido deseo, pues ya he perdido (casi) toda esperanza.

Deseo ver algún día la noticia de la devolución de nuestras riquezas saqueadas. Deseo que la justicia internacional se encargue de nuestros “regalos de dios” venezolanos así como en este momento se está encargando del amigo (de lo ajeno) Teodorín.

Y, finalmente, elevaría una oración pidiendo seriamente a los dioses (a todos y todas por igual, para no ofender) que en el futuro, si es que tuviéramos alguno, se dejen de joder y se abstengan de hacernos semejantes obsequios.

Amén