!Qué burros!

campesino y burrito
Campesino de Fes y su colorido burrito

Mi suegro, a quien no conocí, contaba esta historia:

“Un campesino tenía un burro que le ayudaba en sus quehaceres. Pero el campesino era tacaño y cruel y le daba poca comida a su cuadrúpedo ayudante.

Cada día le daba menos. Y el burro languidecía, pero seguía trabajando.

Un día el avispado campesino, animado con sus resultados dejó de darle comida completamente.

Y el burro se murió.

Entonces el campesino reflexionó más o menos así:

 –!Vaya, qué burro desagradecido!  Ahora que ya le había enseñado a trabajar sin comer, se muere.

No sé porqué este cuento me trae a la mente los experimentos de ciertos políticos con sus pueblos.