Sófocles en Paraguay

Strada Costiera. Trieste
Strada Costiera. Trieste

Esta mañana, leyendo una noticia en “il Piccolo” (el Pequeño) que es el simpático nombre del periódico de Trieste, me di cuenta de que aún siendo suramericana poco sabía del Paraguay, excepto lo siguiente:

  • que la mayoría de la población habla español además del Guaraní;
  • que el presidente actual se llama Franco y el anterior Fernando Lugo, un ex obispo católico que trató de hacer un gobierno socialista;
  • que el partido Colorado de Paraguay, a pesar de estar definido por el color rojo (colorado) NO tiene que ver con el comunismo sino que es de tendencia ultra conservadora y nacionalista;
  • que tuvo un dictador llamado Stroessner que mandó por más de 30 años (el sueño de muchos);
  • que fue y tal vez sigue siendo un refugio de ex nazis;
  • y, sobre todo, que es un país rodeado de tierra,  con ríos navegables pero sin costa al mar.

La noticia que me hizo ordenar este inventario es la siguiente: un nadador (triestino, supongo), se lanzó ayer al mar desde el punto de la carretera que aparece en la foto, donde hay unos túneles y donde la vista es particularmente hermosa. Al final de su salto, en el fondo del mar Adriático, se encontró con un cadáver. Ya lo identificaron, y es el de un inmigrante paraguayo de 33 años que vivía en la población de Udine. En los alrededores encontraron sus pertenencias. Hasta ahora se cree que el hombre estaba tranquilamente, como tanta gente en verano, disfrutando de un baño en el mar.

Este hecho, mutatis mutandis podría ser una trama  de Sófocles:  un hombre emigra; se dice a sí mismo: debo buscar un país rico, que tenga trabajo, que incluso esté cerca del mar….

A veces, el peligro de pedir es que se te puede conceder;  y la tragedia, en el sentido de los griegos, siempre está al acecho.

http://ilpiccolo.gelocal.it/cronaca/2013/07/06/news/trieste-si-tuffa-in-mare-e-nota-un-cadavere-sul-fondo-1.7377302

Anuncios