En el nombre del Padre, del Padrino y del Espíritu Santo

Camorra, mafia, 'ndragheta, SCU

La parálisis de escribir en este blog a veces proviene de la abundancia de tópicos para escoger. El mundo no deja de asombrarte día a día. Venezuela ya dejó de hacerlo. Y ahora, que los gobiernos del mundo comienzan a despertar del trasnochado sueño del Socialismo del Siglo XXI inventado por un militar pirata, unos malignos chupa-sangre caribeños y algunos  filósofos de medio pelo, pues, lo que es a mí, ya me ha entrado el cansancio de este tema. Algunos despertarán. Otros seguirán en el letargo.

Me volteo, en esta hora de poco asombro personal, a mi segunda patria, Italia, porque la distancia sentimental que tengo de ella hace que las cosas duelan menos. Pero las cosas que veo, me horrorizan también. Por ejemplo la Mafia, la ‘Ndrangheta, la Camorra, la Sacra Corona Unita, o como sea que se llamen esos Estados paralelos (para lelos) que se han formado desde hace tiempo y que están enquistados de tal manera que ninguna buena voluntad puede acabar con ellas.

El controvertido Papa Francesco (dentro y fuera del catolicismo unos lo adoran,  otros lo detestan, y otros piensan que, sencillamente, está loco), ha declarado a los mafiosos (todas las variedades) como gente fuera de la iglesia, como excomulgados.

Las mafias, cuyos jefes y vasallos son fuertemente creyentes y practicantes con anuencia y respaldo tantas veces de la iglesia (que recibe donaciones espléndidas, difíciles de rechazar), tiene también una iglesia paralela y ya la gente llana, que siempre queda en el medio, no sabe ni qué pensar. Es así como durante las procesiones de los santos patronos de este u otro lugar, se le brinda respaldo espiritual a tanto boss que ha sido condenado, pero que tiene casa por cárcel porque son ya viejos.

Una de las últimas manifestaciones de estos respaldos la recogí esta mañana en el diario “La Repubblica” y quería compartirla con ustedes. En el video, durante la procesión de Sta. Bárbara, un grupo de fieles (al Padre, y al Espíritu Santo, pero sobre todo al Padrino) detiene a Sta. Bárbara delante de la casa del boss local, condenado a casa por cárcel y le hace la reverencia de respeto, y el bamboleo amistoso que es como un guiño de la propia santa al boss. Es como un mensaje de desagravio por las palabras de Bergoglio. Es como un decirle: “Tranquilo, viejo. El cielo lo tienes asegurado. Tanto dinero que has hecho en esta vida sólo puede significar que Dios está contigo“.

Y acto seguido, la banda entona el tema de El Padrino.

Ese mensaje (has hecho mucha plata = Dios está contigo) creo que es el consuelo obligado de todo mafioso, de todo político corrupto, sea su santo patrón Santa Bárbara, Sai-Baba, o Shangó, de quien dicen que es la misma Santa Bárbara.

Video: Reverencia al Padrino

 

 

 

 

 

 

Anuncios