La pausa del café

Amig@s,

Cada vez estoy más lenta. Pero me consuelo tontamente con aquello de que “mal de muchos consuelo de ……”.

Hace poco veía un programa de un cómico del que me he vuelto fan: Maurizio Crozza. Es implacable con los políticos, como debe ser. Y  me mantiene al día sobre la complicada política italiana. Pues bien, en uno de los programas Crozza se dirige en cámara a un político X y le dice que lo felicita por haber hecho una huelga de dos horas para protestar por WYZ… y luego le pregunta con inocente dulzura: Pero Fulano, una huelga de ¿DOS HORAS? ¿Dónde crees que estás? Esto es Italia. Y aquí,  !dos horas es la pausa del café!

Es así como me he resignado a mi propia lentitud. Pero, sobre todo, a la de los demás.

Luego, para completar, pasamos una semana en Trento. Una ciudad importantísima para nuestra cultura. Allí, en 1545 se consolidaron muchos de los principios que hoy rigen a la Iglesia Católica…Estuvieron en esas deliberaciones !18 AÑOS! con lo cual casi preludiaron a Gardel con sus “20 años no es nada”, (les suena? ¿o se las dan de jóvenes?)

Así que me verán por aquí cada mes, o “asigún” sea  la pausa del café; pero eso sí, sin la frente marchita como en el  tango.

Un beso y unas fotos.

Anuncios

Un comentario en “La pausa del café”

Los comentarios están cerrados.