Opio del pueblo

Risa

“¡El optimismo es el opio del pueblo! El espíritu sano hiede a idiotez. ¡Viva Trotsky!”

Estas palabras, a manera de broma, las escribe en una postal Ludvik Jahn (personaje de la novela La Broma de Kundera) a una estúpida amiga fiel a la dictadura quien entrega la postal a la policía partidista causando la caída en desgracia para siempre de Ludvik quien es juzgado, expulsado del partido y enviado a prisión por querer ser chistoso.

Ludvik fue duramente castigado (como lo fue Kundera en su tiempo). “Lo castigaron por tomarse a broma lo que ellos consideraban sagrado.”

La instauración del totalitarismo es también la instauración de la seriedad: es la pérdida del sentido común y el sentido del humor en una sociedad obsesionada con ciertas ideas y dictámenes“,  leí hace poco en “Los Hijos de la Malinche” (http://www.loshijosdelamalinche.com/objection/node/1742).

“Cuánto te pagan por eso, Zapata” preguntó Comandante Eterno a nuestro más famoso humorista en el año 2000, porque en una caricatura aquél había sugerido el corte militar que estaba tomando el gobierno.

Ahora da risa lo de “corte” militar.

En 2006 multan a Laureano Márquez y al diario Tal Cual por la carta graciosa que escribe Márquez a la entonces hija menor de Comandante Eterno donde, entre otras cosas, el humorista le pide que le sugiera al padre que evite la intromisión de Fidel en la vida política venezolana.

Ahora, en 2014, da más risa. Casi hasta las lágrimas.

 — Lo que me parece increíble en toda esta historia es que nadie entendiera que lo de Stalin era una broma.

–Claro –-dijo Charles y volvió a dejar el libro encima de la mesa— , porque todos a su alrededor habían olvidado ya qué es una broma.

Y, a mi entender, eso anunciaba ya la llegada de un nuevo gran periodo de la Historia. (Milan Kundera. La fiesta de la insignificancia. pp 31-32).

Ayer despidieron a Rayma Suprani del diario El Universal por una caricatura considerada ofensiva.

No hay que meterse con los coroticos del pesebre.

Se avecinan tiempo serios.

Anuncios