Hermano Lobo, camaradas del hampa…

Uno de los santos más populares de muchas religiones (no sólo los católicos lo veneran) es San Francisco de Asís,  ahora puesto de moda por Jorge Bergoglio (aka Francesco o Francisco). Cuenta una de las tantas leyendas que (San) Francisco le habló a un lobo que tenía azotada la comarca de Montecasale y lo convenció de que, violentando su naturaleza, dejara de comerse los rebaños de la buena gente de por ahí. También cuentan que el lobo le obedeció y que de ahí en adelante se portó bien. No nos dicen, sin embargo, cómo cambió la dieta del pobre lobo que pasó de carnívoro a ¿vegetariano? de golpe y porrazo.

Parece ser que el sustrato de realidad de esta leyenda es que un bandido apodado “Lupo” (Lobo) hacía sus fechorías por esos lados y un día Francisco le habló (”Hermano Lobo”…) y fue tal su poder de convicción que el tal Lobo no sólo dejó de hacer el mal sino que ingresó en la orden religiosa por un tiempo. Al final, parece que volvió a las andadas dando tal vez origen al dicho de que “el lobo pierde el pelo pero no el vicio”.

Todo lo anterior pertenece al “dicen”, “cuentan”, “se supone”, porque no hay asentamiento escrito de estos hechos. Hoy en día, no puedes literalmente ni liberar un gas con sigilo y tranquilidad porque aparece en FB, se twitea, va a la nube (en tanto gas), etc.

Hace días leí la siguiente noticia (saco el extracto y ¡por favor! no me acusen de sacarlo del contexto porque créanme que el contexto la hace PEOR:

Maduro llamó a los motorizados,”que 90% está con la revolución, a incorporarse a los movimientos por la paz y la vida en todo el país”. Igualmente, indicó que “camaradas del hampa quiere cambiar. Se me acaban de acercar tres grupos de muchachos armados que vienen de esa vida, la vida los llevo ahí y me acaban de decir que quieren desarmarse e incorporarse al movimiento por la paz y la vida y le garanticemos estudio y trabajo”.

No quiero analizar ni la noticia ni la espantosa sintaxis utilizada por el/la periodista para escribirla. Quiero contarles que cuando leí “camaradas del hampa”, en mi diccionario-cerebral-de-frases-sinónimas surgió espontáneamente “hermano lobo”.

Y !tuve una revelación!  o epiphany como dicen los anglos… El espíritu de San Franciso ANDA  EN EL MUNDO, me dije. Primero ilumina a Bergoglio para escoger su nombre y tal vez su doctrina (está por verse).  !Ahora, ilumina a Nicolás para convertir a los lobos con su palabra!

Screen shot 2013-05-26 at 10.53.49 AM
!Hermano Lobo!

Claro, con la distancia y el tiempo (1226-2013) se puede haber afectado el mensaje y Nicolás lo recibe deformado: hermano pasa a camarada, y lobo a hampa… ¿Es posible? Mmmmm. Bueno, eso de la fisicolingüística-de-la-reencarnación no se me da bien. Hay lagunas, amplias lagunas en mi interpretación de los hechos. Porque hablando de re-encarnación, hay que acotar también que si el espíritu de Francisco re-encarnó en Nicolás, el prefijo “re” antes de “en” y “carnación” adquiere nuevo sentido.  Porque en verdad Francisco tendría que re-duplicar el esfuerzo para re-llenar la masa carnal de Nicolás. Mmmm…

Aquí me entraron nuevas dudas sobre mi re-velación. Pero luego vino la  misma saga de Nicolás en mi ayuda con lo del pajarito y dije, ¡TOMA! !ahí está otra prueba!  ¿Cómo pintan, esculpen, representan a San Francisco normalmente? Con un pajarito. Franciso hablaba con los pájaros…!Igual que Nicolás!, pensé con-movida  en este segundo momento de re-velación (!Dios, cuántos pre-fijos utilizamos!)

San Francisco hablando con sus pajaritos
San Francisco hablando con sus pajaritos

Pero luego, mi supuesta revelación fue perdiendo su efecto cuando recordé que uno de los epítetos de San Franciso era/es “el pobrecillo de Asís”.  Porque desde que Francisco comenzó a predicar había decidido vivir en pobreza total en absoluta coherencia con su discurso. Un viejo hábito, unas sandalias y una cueva donde dormir fue lo que acompañó a Francisco hasta su muerte. Ni los trajes de marca, ni los relojes finos, ni las comidas exuberantes con bebidas añejas, ni los carruajes lujosos, ni los albergues 8 estrellas,  contradijeron nunca sus prédicas sobre la pobreza. Parece que tampoco tenía un chef personal que le preparara las humildes verduras de las que se alimentaba.

Allí se calmó mi cerebro con su estúpido diccionario-de-frases-sinónimas. Allí se aquietó mi mente, que con toda razón llamaba Santa Teresa “la loca de la casa”.

Cueva de San Francisco 2
Parte de la cueva de San Francisco en el Santuario della Verna
Cueva de San Francisco
Cueva donde supuestamente (San) Francisco recibió los estigmas. Santuario della Verna
Paisaje donde vivía S Francisco
Paisajes que solía recorrer (San) Francisco en su época (1).
Los Montes de S Francisco
Paisajes que solía recorrer (San) Francisco (2)
Anuncios

4 pensamientos en “Hermano Lobo, camaradas del hampa…”

  1. Hola Lourdes
    ¡pero que mente la tuya mujer! No me extraña que la Natalia ande por allí exigiéndose niveles intelectuales quiméricos. Me has hecho reir como nunca.

    Si me lo permites promocionaré tu artículo en mis redes.

    Abrazos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.